martes, julio 05, 2005

Pellejo


Angelo Espinosa nació en Los Ángeles, supuestamente era miembro de una banda, y decidió simular su muerte en un tiroteo. Poco después fue capturado por Falange, una entidad que planeaba asimilar a toda la población terrestre, junto a él también fueron capturados M, Destello y Vaina. Fue Banshee, acompañado de Júbilo, Sincro, Dientes de Sable y Emma Frost quien les rescató de las garras de Falange.
Tras el rescate, se creó un nuevo grupo de mutantes llamado Generación X. Entre sus miembros se encontraba Angelo, al que sería asignado el nombre clave de “Pellejo” debido a que tenía dos metros extra de piel y era capaz de controlarlos mentalmente.
Durante el ataque de Onslaught, Cámara fue “herido” psíquicamente, y Angelo intentó hacer algo al respecto llevándole en coche a buscar ayuda al Instituto de Xavier, (mientras el resto del grupo se encontraba en otra misión para salvar a Sincro de las garras de Emplaca) sin embargo a mitad de camino fueron asaltados por un hombre que se hacía llamar “El Ejecutor”, que culpaba a Pellejo de la muerte de Angelo Espinosa, por el hecho de haber tomado su nombre e identidad tras la muerte de este. Pellejo puso a Cámara a salvo y se enfrentó como pudo en una feria contra ese misterioso hombre, finalmente consiguió derrotarle él sólo.
Más adelante Cámara acompañó a Angelo a Los Ángeles a visitar su propia tumba, haciendo autostop fueron recogidos por Howard el Pato, y se vieron envueltos en una pelea de un bar a causa de él, pero pudieron solucionarlo todo con ayuda de sus poderes. Al llegar al cementerio vio a su madre, con la que mantuvo una breve conversación, o mejor dicho, la escuchó llorar y lamentar la pérdida de su hijo durante unos segundos, y a Tores, una antigua amiga o compañera, haciéndose pasar por un viejo utilizando sus poderes alteradores de la piel, para que nadie lograse reconocerle.

Cuando Tom Cassidy atacó a los chicos y a sus profesores, Angelo junto al resto del grupo fue introducido en una especie de burbuja orgánica, encerrado, y puesto en el fondo del océano en el lugar en el que se encontraba anteriormente la Isla de Krakoa, sin embargo cuando Penitencia atacó a Tom en su forma de planta lo hirió de tal modo que perdió control sobre su propia burbuja y esta salió a la superficie, quedando en medio de ninguna parte, Pellejo quedó inconsciente, y su piel, por tanto, extendida, de modo que el Sol le produjo graves quemaduras, aunque Cámara destrozó un trozo de lo que llamaban “balsa” que era únicamente el resto de la burbuja orgánica y lo usó para tapar a su compañero.
Curiosamente aparece un personaje de piel dorada llamado Glorian, “el Conformador de Sueños” que dice recorrer el mundo concediendo sueños a la gente que considera digna, y el sueño de Pellejo es regresar a Los Ángeles, todos sanos y salvos, y él se lo concede. Una vez allí Angelo va a casa de un primo suyo, pero los centinelas liderados por
Bastión no tardan en aparecer, ya que Tores les había revelado dónde estaba él. Destruyen la casa, y los mutantes se ven obligados a huir, entran en un almacén de vehículos, donde luchan contra los centinelas hasta que tiene lugar una gran explosión provocada por el primo de Pellejo, que ha tirado gasolina por el suelo y le ha prendido fuego, cuando todo el humo se disipa M ha quedado dividida en dos niñas pequeñas, a consecuencia de dicha explosión.
Más adelante se enfrentó junto al resto del grupo a una máquina cibermorfa creada por Forja que dio resultados inesperados y quedó descontrolada.
Posteriormente se enfrentó contra Fiebre junto a Cámara, cuando uno a uno los miembros de Generación X fueron capturados por los esbirros de “La Bestia Oscura”, y consiguen liberarse gracias a la colaboración de X-Man con Emma.
Más adelante se enfrenta junto con el grupo entero a esa extraña organización que descubrieron cuando el abuelo de uno de los alumnos no quería que su hijo estudiase en la academia de Generación X.
Al ingresar Oruga en el grupo sale junto a él, Cámara y Sincro a dar un paseo por la mansión pero son sorprendidos por un hombre que a violado el sistema de seguridad gracias a artilugios muy modernos, que dice recorrer el mundo cazando las cosas más variopintas, su objetivo son las orugas de Oruga, pero juntos consiguen derrotarle y hacer que se marche. Tras todo esto Oruga abandona el grupo.
También intervino cuando todo el grupo luchó contra “Los Hijos del Sol naciente”, para recuperar una espada que Adrienne Frost quería. Tras recuperar la espada y vencer a ese grupo Adrienne introdujo en una falsa realidad a todo el grupo, y les puso en la piel de los fallecidos Infernales de Emma, mientras en el mundo real estaban inconscientes, pero si sufrían daño en esa realidad repercutiría en esta, de modo que podían morir. Sincro y M usan sus poderes conjuntamente para introducir a la Emma real en esa fantasía, y al acabar con la Emma falsa la verdadera asume toda esa realidad y desaparece, de modo que el grupo está a salvo.
Poco después Émplaca vuelve, e intenta llevarse a Penitencia, posee a Banshee, Pellejo, Júbilo y Vaina, pero Sincro cabrea a Júbilo hasta que no controla su poder y revienta toda la sala en la que se encontraban, el Hombre de Hielo (que también estaba allí) crea previamente una cúpula para protegerles, pero esta no protege a Emplaca ni a Penitencia. A causa de la explosión las gemelas son liberadas de Penitencia y ésta queda en el suelo inmóvil.
No tarda en aparecer de nuevo Cordelia Frost, huyendo de alguien, ese alguien resulta ser Mondo, que no había muerto, ya que el que realmente murió a manos de Bastión era un clon suyo. Junto a él aparecen Juggernaut y Tom, y combaten a Generación X, Juggernaut derriba al grupo de una palmada, y les ata, pero Pellejo consigue escapar, y con ayuda de Penitencia libera al resto, con trabajo en equipo le quitan el casco y Emma le fríe el cerebro, mientras Cámara noquea a Tom, de modo que se ven obligados a huir, Mondo les envuelve convirtiéndose en suelo, y se los lleva de allí rápidamente sin que nadie pueda hacer nada.
Cuando Adrienne puso las bombas en la escuela, Sincro sacó de una habitación a unos chicos segundos antes de que explotara una de ellas, y a pesar de haber sincronizado con los poderes de M no sobrevivió. Esto fue una gran desgracia para el grupo, especialmente para Júbilo y M que sentían un gran amor hacia él.
La última misión antes de la disolución del grupo es la realizada para salvar a unos niños de el llamado “Correccional”, una extraña organización dirigida por el alcaide Coffin, y que tiene a tres niños convertidos en máquina como arma secreta, Generación X irrumpe allí y acaba con todos ellos, mientras que el alcaide es expulsado por una ventana varios miles de metros de distancia por un grito sónico de Banshee, se desconoce si murió o no ya que él mismo comentó que le dispararon en una ocasión pero no es fácil de matar.

Pellejo permaneció en Generación-X hasta el cierre de la Academia de Massachusetts y la consecuente disolución del grupo. Ha aparecido recientemente crucificado junto a compañeros mutantes por La Iglesia de la Humanidad, pero no estaba muerto, y aunque la sangre que Ángel les pasó tuvo efecto curativo con muchos de ellos, no fue así con Pellejo, que falleció.
Poderes sobrehumanos conocidos: Posee una excesiva cantidad de piel, se cree que dos metros de más, de color grisáceo, cuyo volumen puede controlar mentalmente, cuando está relajado su piel se desparrama a su alrededor, mientras que si se concentra lo suficiente es capaz de tensarla de tal modo que puede pasar desapercibido completamente. Con el tiempo ha llegado a controlarla de manera que ha sido capaz de camuflarse variando las facciones de su rostro, envolverse en piel simulando ser una momia, estirar la piel de los pies agarrándose en algún saliente de un edificio para evitar estrellarse contra el asfalto en una caída de varios metros, estirar los dedos para salvar a alguno de sus compañeros, etc. Como limitaciones se encontraba el hecho de que sufría terribles jaquecas cada vez que usaba su poder, y en algunas ocasiones llegaban hasta tal punto que el control sobre ella era nulo y adquiría una densidad mínima, y según sus propias palabras su piel quedaba como “chorreando”.

No hay comentarios: