martes, mayo 06, 2008

Cassandra Nova


NOMBRE VERDADERO: Cassandra Xavier
ALIAS: Mummudrai, Anti-Mismo, Inmensidad
IDENTIDAD: Secreta
OCUPACION: Terrorista; antigua estudiante
CIUDADANIA: Estados Unidos de América (legalmente fallecida)
LUGAR DE NACIMIENTO: Ciudad de Nueva York, Nueva York
PARIENTES CONOCIDOS: Brian y Sharon Xavier (padres, fallecidos), Charles Francis Xavier (Profesor-X, hermano)
GRUPO DE AFILIACION: Ninguno
EDUCACION: Varios cursos en el Instituto Xavier de Enseñanza Superior, Westchester, Nueva York.
PRIMERA APARICION: (Como Cassandra Nova) New X-Men 114 USA 2001; (en su verdadera forma) New X-Men 122 USA 2002




HISTORIA: Cassandra Nova es miembro de una especie de parásitos de energía emocional llamados mummudrai que son concebidos junto a los seres vivos en el útero y que copian su ADN para convertirse en su oponente definitivo. El nonato Charles Xavier percibió a su opuesto mummudrai e intentó matarlo, dando como resultado que comenzase su nacimiento; sin embargo, el mummudrai sobrevivió como caótica materia celular para esperar durante décadas hasta reconstruir su forma física y aprender el comportamiento humano. Creyendo que el útero era su verdadero universo, Cassandra pensaba que sólo ella y Charles eran reales y que si lo mataba, podría apoderarse del universo. Con ese fin, contactó con el dentista Donald Trask III, sobrino de Bolivar Trask, el creador de los Centinelas para que le diera el control sobre un grupo de Centinelas “salvajes” adaptables al medio al copiar su ADN. Así estaba segura que, con la directriz de los Centinelas de proteger el linaje de los Trask, también se le aplicara a ella. Después de matar a Trask, Cassandra envió a los Centinelas a masacrar a la población mutante de la isla estado de Genosha para provocar una reacción en Charles. En el inevitable enfrentamiento contra los X-Men de Xavier, Cassandra los infectó con Nano-Centinelas que había segregado en su propio torrente sanguíneo, que empezaron a destruir los glóbulos blancos de los X-Men, debilitándoles lentamente. Aprovechándose del uso de Cerebra, el detector de mutantes de los X-Men, intercambió mentes con Charles justo antes de que la mujer-x Emma Frost le rompiera el cuello al cuerpo de Cassandra. Con su mente atrapada en el cuerpo destrozado de su hermana, Charles intentó advertir a los X-Men; sin embargo Cassandra (en el cuerpo de Xavier) usó una pistola para acabar con la falsa amenaza.


En el cuerpo de Charles, Cassandra hizo pública su condición de mutante. Después de que el hombre-x Bestia descubriera su secreto, Cassandra forzó telepáticamente al joven estudiante Pico a que lo atacara y lo dejase en coma. Más tarde, dejaría la Tierra con los aliados alienígenas de Charles, los Shi’ar y mentalmente coaccionaría a su Emperatriz Lilandra para que ordenase a la Guardia Imperial que acabasen con los mutantes de la Tierra. Después de que la verdad fuese revelada, la Guardia Imperial se uniría a los X-Men para detener a Cassandra cuando regresó a la Tierra. Como anteriormente habían sentido el poder de Cassandra, Jean Grey utilizó Cerebra para dividir la conciencia de Charles entre las mentes de todos los mutantes vivos del planeta. Cuando Cassandra trató de usar a Cerebra para matar a todos los mutantes, la conciencia de Charles reconectó y la expulsó de su cuerpo. Sin forma física, el mummudrai trató desesperadamente de conseguir otro cuerpo. Emma, sus estudiantes los Cucos de Stepford y el miembro de la Guardia Imperial llamado Stuff, la engañaron para que ocupara una copia sintética de un antiguo cuerpo del soldado. Tras entrar, el mummudrai se encontró atrapado y forzado a un programa preprogramado de aprendizaje; sin embargo en un último acto de desesperación, implantó una profunda sugestión en la psique de Emma. Esta sugestión crecería con el tiempo, explotando el complejo de culpa de Emma como superviviente al genocidio de Genosha y creando la ilusión psíquica donde Emma creía que Cassandra había regresado y la había reclutado para un nuevo Club Fuego Infernal que incluía a Sebastian Shaw y a Cabeza Nuclear Negasónica Adolescente, una joven mutante genoshana a la que Emma no había podido salvar. Eventualmente, Emma se volvería contra los X-Men, atormentándoles con ilusiones psíquicas y atrapando a Kitty Pryde en una realidad ilusoria creada para incitarla a liberar el cuerpo de Stuff de su confinamiento especial. Recuperada su libertad, el mummudrai intentó infiltrarse en la mente de Pryde, pero esta demostró ser demasiado resistente para Cassandra y comenzó a buscar un huésped alternativo. En ese momento, los X-Men fueron atacados por sus enemigos Ord y Peligro y todos fueron teleportados por la agencia de espías SWORD con dirección a una crisis interestelar en ciernes. Sydren, el psíquico residente de SWORD no detectó rastro de Cassandra en la mente de Emma, dejando una pregunta en el aire sobre el destino del mummudrai.


ALTURA: (en su verdadera forma) Variable; (Como Cassandra Nova) 5’44’’
PESO: (en su verdadera forma) Variable; (Como Cassandra Nova) 115 Lbs
OJOS: (en su verdadera forma) Inaplicable; (Como Cassandra Nova) Azules
PELO: (en su verdadera forma) Inaplicable; (Como Cassandra Nova) Ninguno

HABILIDADES/ACCESORIOS: Cassandra Nova puede copiar el ADN de otros y manipularlo para que le dote de un rápido factor de curación o reducir sus moléculas tanto como atravesar materia sólida. Esto significa que puede manipular el ADN de otros, llegando a romperlo a nivel molécular.
Después de copiar el ADN de Charles Xavier, Cassandra accedió al completo espectro de sus poderes mutantes latentes en su genoma, dotándole de grandes poderes psiónicos.
Cuando queda separada de un huésped, el mummudrai Cassandra solo tiene una inteligencia rudimentaria y necesita volver a un huésped.




Ficha redactada por Mattlogan

sábado, agosto 18, 2007

Rachel Summers Grey (Fenix / Chica Maravillosa)



Nombre Real
Rachel "Ray" Anne Summers Grey
Alias
Rachel Grey, Phoenix, Madre Askani, Bright Lady, Aly'zrn Summerset
Identidad
Conocida por las autoridades británicas; públicamente se sabe que vino de un futuro alternativo.
Ocupación
Aventurera, estudiante, lider del Clan Askani, cazadora de mutantes obligada
Nacionalidad
EE.UU. en un futuro alternativo, personalidad honorífica del Reino Unido.
Lugar de nacimiento
No revelada localización en un futuro alternativo
Parientes
Scott Summers (Cíclope, padre, muerto en su realidad alternativa)
Jean Grey-Summers (Fénix, madre, muerta en su realidad alternativa)
Nathan Summers (Cable, hermano)
Nate Grey (X-Man, hermano clon)
Alex Summers (Havok, tío)
Franklin Richards (Psi-Lord marido futuro)
Jonathan Reed Richards (Hyperstorm, hijo futuro)
David Richards (Dream Summers hijo futuro)
Grupo de Afiliación
X-Men, sirviente de Elías Bogan, Clan Askani (líder), Excalibur, sirviente de Ahab
Educación
Estudios superiores en la escuela para jóvenes talentos del Profesor Xavier
Base de operaciones
Escuela del Profesor Xavier para jóvenes talentos (Salem Center, Westchester, Nueva York); Faro de Excalibur (Inglaterra).
Primera aparición
Uncanny X-Men 141 (como Rachel Summers Grey)
Uncanny X-Men 199 (como Fenix)
Origen
Excalibur 52

Historia

Hija de Scott Summers (Cíclope) y Jean Grey (Fénix) en un futuro alternativo. Heredó el potencial telepático y telequinético de su madre y el espíritu de liderazgo de su padre.
Mientras que en nuestra realidad los X-men consiguieron frustrar el asesinato del Senador Robert Kelly, en la realidad de Rachel, fue asesinado, y en las siguientes elecciones ganó un candidato anti-mutante. Éste, aprobó el ataque de los Centinelas para acabar con la comunidad mutante. Durante los años siguientes, todos los mutantes de Estados Unidos fueron asesinados o encarcelados.

Un día, siendo aún una niña Rachel, la Escuela del Profesor Xavier y base de los X-men fue atacada y destruida por las tropas federales. La única superviviente fue Rachel, que fue encontrada agazapada junto al cadáver de Xavier. Usaron en ella drogas para neutralizar sus tempranos poderes psíquicos, antes de ser torturada y sometida a un lavado de cerebro en el laboratorio del sádico Ahab. Modificando así su conducta, Rachel se convirtió en una especie de felino mutante, obligada a utilizar sus poderes para cazar a otros mutantes. Marcaron su cara con hierro, creándole una grotesca máscara de tatuajes y era llevada por una correa al cuello. De vez en cuando, Rachel mató ella misma a algunas de sus presas, entre ellas algunos de sus seres más queridos. El dolor y el pesar que esta experiencia creo en ella, y la muerte de sus padres y amigos le hizo odiar de por vida a los humanos que perseguían a los mutantes.

Rachel estaba estacionada en los Corrales de Mutantes del Sur del Bronx, donde se juntó con otros supervivientes de los X-men, y comenzaron a elaborar un plan para acabar con los Centinelas y cambiar la historia. Rachel usó sus poderes psíquicos para intercambiar la mente de Kate Pryde (Gatasombra), una X-Men, por la de Kitty, más joven, que vivía poco antes de la muerte de Robert Kelly. Esperaban que la Kate adulta, en su cuerpo más joven pudiera advertir a la Patrulla-X del intento de asesinato y ésta lo impidiera, cambiando así las condiciones que condujeron al gobierno de los Centinelas. Pero el plan fue un fracaso. En su viaje al pasado Kate logró comunicarse con la entidad Fénix, con quien pactó para que ayudase a Rachel a lograr una vida mejor. Kate Pryde y Rachel asaltaron el complejo de Cyberobotic para destruir el Proyecto Nimrod, encargado de crear un nuevo supercentinela más eficiente que los anteriores. Era una misión suicida, y Kate sabía que ambas morirían; sin embargo, estaba dispuesta a ayudar a Rachel. Las dos mujeres llegaron al centro neurálgico del proyecto, pero fueron descubiertas. Atrapadas en el laboratorio, decidieron detonar el reactor. Pero antes de la detonación Kate invocó a la Fuerza Fénix, quien la llevó al pasado, hasta otra línea temporal, y le borró los recuerdos de lo ocurrido.

Rachel se encontró psíquica y físicamente transportada en el tiempo. Su desesperada y primera actuación fue la de tratar de llegar a la mansión, pero se mostró confusa cuando la joven Illyana Rasputin se encontró frente a ella, si comprender ni donde ni en que año se encontraba huyó. Vagabundeo por las calles hasta que Selene, miembro del Club Fuego Infernal, contempló su enorme poder y la intentó secuestra. Rachel consiguió escapar y refugiarse en casa del dueño de un bar. A la mañana siguiente, Selene la encontró y la atacó, en ese momento Rachel pidió ayuda telepáticamente al Profesor Xavier, y este envió a los X-Men a rescatarla.

Xavier la acogió en la Mansión, mientras ella seguía sin desvelar que era de un futuro alternativo y que era hija de Cíclope y Fenix. Al poco tiempo, mientras visitaba la Estatua de la Libertad con Magma, vieron a Selene y la siguieron hasta el Club Fuego Infernal. Lucharon y afortunadamente intervino la Patrulla-X.

Tras descubrir que Jean Grey (Fenix) había muerto, fue a casa de sus abuelos, donde encontró el cristal holoempático Shi’ar, que contenía los recuerdos de Jean. No pudiendo admitir que su madre hubiera sido oscura, adoptó el nombre de Fenix y trató de limpiar todo lo malo que hiciera como cazadora de mutantes.

En las siguientes misiones como X-Men, Rachel mostró su enorme potencial, restaurando la mente de los Nuevos Mutantes, encontrándose también de nuevo telepáticamente con su amado Reed Richards (Psi-Lord), hijo de Reed Richards y Sue Storm, de los Cuatro Fantásticos .

Dotada de la Fuerza Fenix, decidió matar a Selene. Se introdujo en el Club fuego Infernal, y habría matado a Selene de no ser por la intervención de Lobezno, que clavó sus garras en el corazón de Rachel, cuando está perdió la razón. Rachel sobrevivió, pues contuvo telequineticamente la hemorragia. Fue perseguida por el Club fuego Infernal y por los mismos X-men, que no consentían su oscuro corazón que buscaba venganza contra Selene.

Buscó refugió en brazos de Espiral, que la trasladó al Mojo Mundo, donde se le prometió que serían curadas todas sus heridas. No está muy claro lo que ocurrió en Mojo Mundo, pero regresó a la Tierra huyendo de los Lobos de Guerra de Mojo. Saturnina (guardiana de las puertas dimensionales) intentó capturarla, pero intervinieron Gatasombra, Rondador Nocturno, el Capitán Britania y Meggan, que se unieron junto a ella en la formación Excalibur. El grupo se vio transportado de dimensión en dimensión dando saltos por culpa del poder Fénix. Se dieron cuenta de que por todas las dimensiones que visitaban no existía ninguna réplica de Rachel, al contrario que del resto del mundo. Estos viajes provocaban destructivas brechas en las dimensiones, y Saturnina tuvo que ponerles fin.

De vuelta a la Tierra 616, Galactus, el devorador de mundos, quiso destruir a Rachel, ya que temía la existencia del poder Fénix. El enfrentamiento entre amabas fuerzas cósmicas puso en peligro la Tierra, y Rachel se dejó matar. Pero Galactus fue consciente entonces de que la muerte de Ray crearía un gran desajuste universal, así que la dejó vivir y se fue.

Rachel se lanzó a la búsqueda de su pasado junto a Meggan, en Francia, Rachel pudo ver el plano astral, y su memoria se recompuso.

Stuart Alistaire se puso en contacto con Kitty Pryde, de Excalibur, ya que se había descubierto una criatura viva encerrada en una necrópolis en Sligo, un condado de Irlanda. Rachel decidió entrar a investigar, pero para su sorpresa descubrió que el ser estaba dotado un gran poder antagonista al suyo: el Anti-Fénix. El ser se liberó y fue en busca de Necrom, su creador que acababa de llegar a la Tierra procedente de Tee'irra, el mundo donde se crió Kylun. Merlyn, urdiendo un plan para derrotar a su antiguo maestro, inició una singularidad espacio-temporal centrada en la torre de Excalibur, lo que llevó al grupo a intentar repararla combinando sus poderes e internándose en la torre hasta Otromundo. Por otro lado, Necrom, que se había fusionado con el Anti-Fénix, se enfrentó a Fénix, pues pretendía reclamar para él todo el poder de la fuerza elemental. Para evitar que la batalla perjudicase a sus amigos, Rachel llevó a Necrom hasta un punto remoto de la galaxia, donde la pelea alcanzó dimensiones cósmicas. Durante la lucha Rachel engañó a Necrom a quien dejó absorber más energía de la que podía controlar y explota. Sin embargo, su cuerpo y mente habían quedado dañados y cayó en coma.

La Fuerza Fénix decidió llevarse a Rachel consigo hacia las estrellas para cuidarla mientras sanaba su mente.
La Fuerza Fenix decidió separarse de Rachel, aunque esta conservaba íntegros sus poderes.

Junto a excalibur, ahora más fuertes que nunca, viajó al futuro del que venía para acabar por fin con los Centinelas. Comprendieron que los Centinelas sabían de los viajes entre las diferentes líneas temporales y estaban decididos a acabar con todos los mutantes. Excalibur consiguió revertir a Jerarquía, el supercentinela que controlaba a todos los demás, para que a partir de entonces su misión fuera resguardar todo ser viviente de la Tierra, humano o mutante. Regresaron así al pasado.

Decidida a salvar al Capitán Britania, Rachel decidió intercambiarse por él, asumiendo así su destino. Ray salió de la corriente temporal dos mil años en el futuro, cuando Apocalipsis dominaba el mundo. Se hizo llamar Madre Askani y fundó el Clan Askani, rebeldes que se oponían a la superioridad de Apocalipsis. Este necesitaba cambiar de cuerpo y planeaba apoderarse del de Nathan Summers, y Rachel envió a una de las integrantes de su clan al pasado para llevar a su hermano hasta ella. El niño había sido infectado por un virus tecnorganico de Apocalipsis, y Askani, temiendo que muriera, lo hizo clonar. Nathan sobrevivió, pero las fuerzas de Apocalipsis asaltaron la fortaleza Askani y se llevaron al clon creyendo que era el verdadero elegido. Rachel en este asalto fue herida gravemente.

Consciente de que iba a morir, trajo del pasado a sus padres, también padres de Nathan, Jean Grey y Scott Summers, que lograron sacarla de la base Askani. Durante la huida cayó en coma, y aunque sobrevivió, estuvo en este estado cuidando de Nathan psíquicamente. Cuando este se encontró con discordia, su propio clon, que había sido creado por Apocalipsis y tenía un corazón tan oscuro como él, rachel le ayudó a hacerle frente. Enseñó a Nathan a usar sus poderes y envió de vuelta a Jean y a Scott, que habían cuidado de su hijo durante todo este tiempo. Por fin, Jean en su honor tomó de nuevo el nombre de Fenix, tras morir Rachel, aunque su cuerpo se consumió su espíritu siguió en el plano astral.

Tiempo después, una Rachel de nuevo joven volvió a aparecer en la línea temporal de Desolado, que la tomó como prisionera. Este envió un mensaje a Cable retándolo a una lucha. Nathan estuvo a punto de morir, pero Ray consiguió liberarse y atacar psíquicamente a Desolado. Ambos regresaron a la línea temporal de la Tierra 616.


Unos meses más tarde, Rachel fue capturada por el mutante Elias Bogan, que usó sus poderes telepáticos para esclavizar a otros mutantes. El equipo X-Men X-Treme lo derrotó y se llevaron a Rachel, ella decidió adoptar el nombre de Chica Maravillosa tras enterarse de la muerte de su madre. Posiblemente también lo hizo por desaprobación a la nueva relación que su padre había empezado con la también telépata Emma Frost. Pronto se dejo patente la gran rivalidad que había entre ambas, incluso llegando a protagonizar enfrentamientos entre las dos bastante serios en los que medían su poder. Después de la misión para evitar el nuevo auge del Club Fuego Infernal en Hong Kong, ambas han dejado sus diferencias fuera del equipo, lo que no quita que sigan odiándose mudamente.

Tras los acontecimientos de la Casa de M y Decimation, en la que la mayoría de los mutantes perdieron sus poderes, el gobierno colocó Centinelas en la Mansión para proteger a los mutantes. Aunque sus intenciones son buenas, Rachel vive bajo el temor, recordando el horror que las máquinas habían protagonizado en su tiempo.

Rachel ha pasado últimamente mucho tiempo con sus abuelos, intentando llevar una vida normal. Pero en una reunión familiar con sus parientes, los Shi’ar atacaron, matando a todos, incluidos los abuelos, excepto a Rachel, que por tercera vez volvía a convertirse en la única superviviente de una masacre. El ataque de los Shi’ar se produjo por la operación llamada: El extermino de los Grey, ya que querían eliminar el genoma Grey del planeta después de que Jean y Rachel manifestaran la Fuerza Fenix, que era lo que más temían los Shi’ar. No fueron capaces de conseguir matarla, pero la dejaron marcada por un tatuaje que le cubre toda la espalda con la forma esquemática de un Fenix y que les permitiría encontrarla allí donde estuviera. Tras visitar las tumbas de sus familiares, rachel juró venganza contra los Shi’ar por matar a toda su familia.

El Profesor Xavier la ha reclutado para evitar la destrucción que su tío Vulcano quiere llevar a cabo con el imperio Shi’ar. A pesar de que Ray no olvida sus ansias de venganza, ha cooperado para detener a su tío.
Desde que se describiera que Vulcano era tío de Rachel, Xavier, que había perdido sus poderes, ha pasado mucho tiempo con ella tratando de mejorar su telepatía y su telequinesis, tal y como hiciera con su madre cuando tenía su edad.

Poderes y habilidades

Sus poderes telepáticos son prácticamente ilimitados, permitiéndole leer mentes, proyectar pensamientos, aturdir, y crear ilusiones como las que utiliza para ocultar los tatuajes de su cara al resto del mundo.
También posee poderes telequinéticos que le permiten levitar cualquier materia. Puede levitarse a ella misma, por lo tanto puede volar a gran velocidad. Sus límites telepáticos y telequinéticos son desconocidos.
Tiene también la habilidad de proyectar su propia consciencia o la de terceros en el tiempo y el espacio, pudiendo cambiar la consciencia de un cuerpo a otro, aunque no se encuentre ni en su misma realidad ni en su mismo tiempo.

El eslabón que la mantiene unida a la Fuerza Fenix le hace tener unos poderes aún mayores, hasta un límite prácticamente infinito, como manipular el tiempo, el espacio, la materia y la energía. Puede reorganizar moléculas telequinéticamente y sobrevivir en el vacío del espacio.

Rasgos Físicos

Altura: 1,70 m. (5’7”)
Peso: 56 Kg. (125 lbs)
Ojos: Verdes
Pelo: Pelirrojo
Rasgos distintivos: Tatuajes faciaes de “sabueso” (ocultos por su telepatía). Tatuaje de un Fenix esquemático en la espalda realizado por los Shi’ar.

domingo, marzo 11, 2007

Pira Solar

Leyu Yoshida, Pira Solar

Habilidades: Al igual que su hermano Shiro, el cuerpo de Leyu irradia fuego radiactivo el cual la recubre cada vez que usa sus poderes. Leyu puede usar dicho fuego para volar así como para lanzar ráfagas de distinta magnitud.



Historia: Nada se sabía de la hermana pequeña de Fuego Solar hasta que, durante la crisis de Genosha, Jean Grey tuvo que reclutar un equipo provisional de X-Men. Aunque la oferta fue originalmente enviada al gran héroe japones, este (como de costumbre) la ignoró. Sin embargo, la joven Leyu vió aquello como una oportunidad de diveertirse y de demoastrarse a si misma su valía. Así fue como, tomando el uniforme de su hermano, Leyu se presentó en la Academia de Xavier para ayudar a los X-Men en aquella peligrosa misión.


Mostrando desde el primer momento un carácter arrogante y snob similar al de su hermano, Leyu se ganó sin embargo la simpatía del joven Espectro, quien veía en ella algo especial. Partiendo con el resto de este excasamente preparado equipo a Genosha, Leyu fue atrapada junto a los demás en la Plaza de Magda tras destruir Magneto el Pájaro Negro. Rodeados por Magneto y sus huestes, el carácter altivo de Leyu se vió seriamente intimidado cuando Magneto pareció matar a Dazzler. Mientras uno tras otro, sus compañeros iban cayendo, Pira Solar decidió atacar al amo del magnetismo. Y a punto estuvo de incinerarlo si no fuese porque Magneto se protegió con un armazón de hierro que luego uso para derribarla. Sin embargo, el ver a Leyu al borde de la muerte, fue lo que provocó que Espectro se decidiera a encarar a Magneto, lo cual acabó determinando la derrota del líder de Genosha.


Cuando los X-Men regresaron a Estados Unidos, Xavier ofreció a la chica permanecer en el Instituto, pero, siguiendo los pasos de su hermano, Pira Solar lo rechazó. No sería tan poco dispuesta sin embargo con la oferta de Sean Cassidy, Banshee, quien le ofreció formar parte de un nuevo equipo mutante: Los Cuerpos X. Allí, Leyu demostro que además de un fantástico control de sus poderes, estaba excelentemente preparada para las labores administrativas y el análisis de datos, tanto que durante lo que duro su permanencia en el grupo, se le vió mas por los laboratorios realizando pruebas a los delincuentes mutantes que eran capturados por el equipo que en el campo de batalla. El laboratorio de los Cuerpos X donde realizaba su trabajo fue el lugar de su muerte cuando, mientras estaba realizando pruebas a Nils Styger, Leyu fue asesinada por los desertores del equipo.
_______________


Significaría que hay algo más profundo para cada uno de nosotros y, aun así, siento cierto peligro donde debería haber esperanza

domingo, diciembre 24, 2006

Paulie Provenzano


Habilidades: Paulie es un mutante prácticamente invulnerable. Su cuerpo resiste casi cualquier golpe, posee superfuerza y es capaz de resistir prácticamente cualquier alteración externa. Únicamente se sabe que es sensible a los golpes cuando recibe varios de forma muy repetida en un cortísimo espacio de tiempo o también a la ausencia de oxígeno.

Historia: De origen italoamericano, el joven Paulie se dio cuenta de que era un mutante cuando salió del barrio para ingresar en la marina. Tras darse cuenta que casi nada podía dañarle, Paulie abandonó el ejército para volver a Brooklyn y allí tomar el control de una pequeña familia mafiosa. Al no ser bien recibida su propuesta de ingreso, el mutante propinó una seria paliza a los hampones del local con la esperanza de así labrarse un nombre. Ése fue el momento en el que apareció en su vida Jean Grey, integrante de la Patrulla X, quien le ofrecería nuevas metas dentro de su grupo.

Homófobo, xenófobo, bocazas, arrogante y descarado, Paulie tuvo serios problemas para encajar en el grupo que estaba reclutando Jean, llegando a tener alguna que otra pelea con Jean Paul Beaubier, alias Estrella del Norte. Sin embargo no tuvieron apenas tiempo para limar sus diferencias cuando este nada experimentado equipo tuvo que salir hacia Genosha para enfrentarse a Magneto y sus huestes.

Durante el vuelo, Jean Grey le sometió junto al resto de sus compañeros a un curso de adiestramiento telepático acelerado para usar sus poderes. Durante su enlace, Jean quedó bastante molesta con los pensamientos del chico, quien parecía tener intereses en ella poco más que carnales.

Cuando entraron en el espacio aéreo Genoshano, el Pájaro Negro fue derribado y Paulie y sus compañeros fueron llevados hasta la Plaza de Magda, donde se encontraban Magneto (quien tenía retenido a Charles Xavier) y todos sus miles de súbditos. Tras la aparente muerte de Dazzler en manos de Magneto, Paulie fue el primero en desafiar al amo del Magnetismo, y aunque éste logró atraparle con sus poderes magnéticos, éstos no podían hacerle daño alguno, aprovechando Estrella del Norte la distracción para atacarle. Sin embargo, Magneto se libró de ambos cuando lanzó a Paulie al espacio obligando a Estrella a que fuese tres él para que no muriese asfixiado.

El canadiense trasportó a su compañero hasta un acorazado estadounidense en aguas de Genosha donde, mientras le realizaba una RCP, Paulie despertó golpeándole al pensar que se estaba aprovechando de él. Tras comprender lo sucedido, ambos regresaron a la Plaza de Magda, pero sólo fue para encontrarse con Magneto derrotado, Xavier rescatado y la batalla concluida. De vuelta en el Instituto Xavier, el Profesor les propuso a él y a todos sus compañeros unirse a los X-Men, pero éstos rechazaron, abandonando la mansión para continuar con sus vidas.

Tiempo después, Paulie fue capturado por los efectivos de Weapon X y recluido en el campo de concentración de Neverland. Allí, junto a otros mutantes como Oruga, Mono, Tarbaby o Sienna Blaze, fue conducido a una cámara de gas donde finalmente perdería la vida.

__________
¡Lo sabía! ¡Me desmayo un segundo y te tengo encima como una capa de pintura barata!

lunes, agosto 15, 2005

Jean Grey


Nombres claves: Chica Maravillosa, Fénix.

Historia: Los poderes de Jean Grey se manifestaron por primera vez a los diez años, cuando leyó, involuntariamente, la mente de su mejor amiga, Annie Richardson, justo después de haber sido atropellada y hasta el momento de su muerte. El shock que le produjo estar en la cabeza de su amiga mientras se moría casi se mata a Jean. Durante tres años, sus padres visitaron varios especialistas para sacar a su hija del estado catatónico en el que se encontraba, pero sólo el profesor Charles Xavier logró hacerlo al descubrir que la niña era una mutante incapaz de controlar sus poderes telepáticos. Xavier bloqueó el acceso de Jean a sus poderes para que pudieran evolucionar poco a poco sin causarle más traumas. Así, durante varios años, Jean asistió a sesiones de entrenamiento con el Profesor X, convirtiéndose en su primera alumna (que no su primer Hombre X).

No sería hasta varios años después de contacto inicial que Jean se convertiría en parte de la Patrulla X original con el nombre clave de Chica Maravillosa. Su ingreso en la Patrulla X sería crucial, ya que usó sus poderes telepáticos para que el grupo pudiera vencer a Magneto en su primera batalla. Al mismo tiempo, Jean se convirtió en el centro de un triángulo amoroso con dos de sus compañeros: el Ángel y Cíclope, a quien ella amaba, pero su amor tardó en ser reconocido, ya que Cíclope decidió alejarse de ella por no poder controlar sus poderes y para que su liderazgo del grupo no se viera afectado. Además, tras su graduación en la Escuela Xavier, sus padres decidieron que Jean debía tener unos estudios superiores, por lo que ingresó en la neoyorquina Metro Collage, aunque pasaba los fines de semana en la Mansión X y ayudaba a detener las amenazas a las que se enfrentaba el grupo. Durante su permanencia en New York, Jean conoció a un estudiante llamado Ted Roberts, que se mostró muy preocupado por su hermano, Ralph, un científico cuyas investigaciones acabaron por convertirle en el Hombre de Cobalto, a quien la Patrulla X se enfrentó en una batalla en la que Ted se dio cuenta de la identidad secreta de Jean.

Por la misma época, Warren Worthing III comenzó a salir con una vieja amiga, Candy Southern, por lo que Jean y Scott pudieron intimar más, comenzando una relación. Además, Jean fue la estudiante escogida por Xavier para que conociera su secreto: había descubierto que la Tierra iba a ser invadida por la raza alienígena Z’Nox, por lo que Xavier decidió esconderse en los cimientos de la Mansión para preparar su defensa mientras Cambiante, un antiguo villano con poderes metamórficos, le sustituía como líder de la Patrulla X. Para poder estar en contacto con Jean, Xavier empezó a liberar los cierres que impedían que Jean utilizara la telepatía, aunque, realmente, lo que le dijo fue que iba a compartir con ella sus poderes, al igual que hacía con el Cambiante, quien moriría durante una batalla con Grotesko. Entonces, el agente del FBI Fred Duncan les aconsejó que la Patrulla X debía separarse. En esa época, Jean comenzó una carrera como modelo mientras seguía su relación con Cíclope. Así sería hasta que el grupo tuvo que reunirse para derrotar al mutante Mesmero.

Poco después, Xavier revelaría su plan a sus alumnos y Jean pudo dejar de fingir tras haber derrotado a los Z’Nox, aunque tendrían que esperar un tiempo para vencerlos definitivamente, durante un viaje espacial que el grupo hizo junto a los 4Fantásticos. En ese viaje por el espacio, Jean sintió que estaba siendo observada y no se equivocada, estaba siendo escaneada por una fuerza cósmica que sería decisiva en su futuro. No mucho más tarde, Jean fue capturada por la isla viviente, Krakoa, y rescatada por el nuevo grupo de reclutas de la Patrulla X. Rápidamente se sintió atraída por uno de ellos, Lobezno. Sin embargo, Jean decidió abandonar la vida como heroína y volver a tener una vida normal y sin riesgos, por lo que abandonó el grupo y se fue a vivir a New York, donde compartió apartamento con la también heroína e investigadora privada Misty Knight, una de las Hijas del Dragón. Además, Jean se hizo muy amiga de Tormenta, a la que ayudó a adaptarse a los rigores de la civilización.

Un día, mientras cenaba con Scott en New York, Jean fue secuestrada por la nueva generación de Centinelas, que se la llevaron hasta su base lunar. Fue rescatada por la Patrulla X, pero la nave que utilizaron para llegar hasta la Luna resultó dañada y era imposible regresar a la Tierra. Jean, no obstante, se ofreció voluntariamente para pilotar la nave escudándose con sus poderes telekinéticos y absorbiendo telepáticamente los conocimientos necesarios para manejar la lanzadera. Sin embargo, los escudos telekinéticos de Jean no impidieron que la radiación la envenenara hasta dejarla casi al borde de la muerte, momento en que la fuerza cósmica conocida como el Fénix le ofreció ayuda. El Fénix duplicó el cuerpo de Jean mientras que dejó el cuerpo original recuperándose en una vaina protectora en el fondo de la bahía de Manhattan. El Fénix llegó a creer que era la Jean Grey original ante el shock que supusieron las emociones de Jean y ocupó su lugar en la Patrulla X, demostrando un aumento increíble en los poderes de la antigua Chica Maravillosa nada más salir del fondo de la bahía donde se estrelló la lanzadera espacial.

Pronto pudo comprobar cuánto habían aumentado sus poderes, ya que no tuvo demasiados problemas en su enfrentamiento con el Señor del Fuego, antiguo heraldo del devorador de mundos Galactus, aunque no pudo evitar que Erik el Rojo secuestrase a la Princesa Lilandra. Para salvarla, Fénix abrió la puerta estelar y llevó a la Patrulla X hasta el Imperio Shi’ar, donde descubrieron que D’Ken, el hermano loco de Lilandra, había dañado el Cristal M’Kraan en su búsqueda de poder. Para evitar un desastre universal, Fénix selló las roturas del Cristal. Una vez que la Patrulla X regresó a la Tierra, Fénix cayó en la ilusión de Mesmero, que hizo creer a todo el grupo que formaban parte de una trouppe de un circo. Aprovechando la situación, Magneto secuestró a casi todo el grupo, aunque Fénix se libró gracias a la Bestia. El combate entre Magneto y Fénix en la Tierra Salvaje dañó considerablemente la estructura de la zona y los terremotos y las erupciones volcánicas separaron al grupo: Fénix y Bestia por un lado y el resto por otro. Los dos grupos pensaron que el otro grupo había muerto.

Tras unas vacaciones en Grecia, Jean visitó la Isla Muir, donde se encuentra con viejos amigos como Banshee, Kaos, Polaris y Moira MacTaggert para intentar animarse. Sin embargo, lo único que consiguió fue caer en las redes de Mente Maestra, que la observaba y manipulaba usando sus poderes. De esta forma, Jean llegó a creer que estaba viviendo en el siglo XVIII y que estaba casada con un hombre llamado Jason Wyngarde (en realidad, Mente Maestra). Además, no tardó mucho en saber que el resto de los hombres X no habían muerto en la Antártica., por lo que reinició su relación con Cíclope. Una noche, mientras asistía al concierto de Dazzler, Fénix acabó siendo manipulada para creer que se casaba con Jason Wyngarde en el Club Fuego Infernal. Tras descubrir la existencia de una de los miembros del Club, la Reina Blanca, al ir a reclutar a Kitty Pryde, la Patrulla X decidió investigar el Club Fuego Infernal, pero acabaron siendo retenidos y Jean pasó a ser su Reina Negra debido a las ilusiones de Mente Maestra.

Cíclope, a través de su lazo psíquico, intentó liberar a su novia, pero su yo astral fue asesinado en el plano astral por Mente Maestra, con lo que Fénix se liberó y atacó a Mente Maestra con su mente, dejándolo en estado catatónico. Sin embargo, ni siquiera así logró volver a la normalidad, ya que Wyngarde le había mostrado la oscuridad de su interior, lo que dio origen a Fénix Oscura, que venció a la Patrulla X en un instante, salió al espacio y se alimentó de un sol para recuperar sus energías, matando, de paso, a cinco billones de seres. Esto hizo que los Shi’ar se pusieran en alerta. Fénix viajó a la Tierra para visitar a los padres de Jean Grey, momento en el que la Patrulla X volvió a atacarla y Xavier consiguió quie Jean asumiera el control del Fénix, pero los Shi’ar decidieron que el Fénix debía morir por su delito. Para evitarlo, la Patrulla X decidió aceptar un combate contra la Guardia Imperial Shi’ar en la Zona Azul de La Luna, pero fueron derrotados con facilidad. Para evitar que sus poderes se escaparan de su control, Fénix decidió suicidarse.

Tras el sacrificio del Fénix en La Luna, la Patrulla X creyó que Jean había muerto. Sin embargo, lo que había ocurrido era que el Fénix intentó compensar sus horribles actos devolviéndole al cuerpo inerte de Jean lo que le había quitado anteriormente, pero ésta se negó a aceptarlo al recibir imágenes de pesadilla, muerte y destrucción. El Fénix tuvo que elegir, entonces, otro cuerpo. Primero siguió a Rachel Summers hasta el futuro, pero optaría por el cuerpo de Madelyne Pryor, un clon de Jean creado por Mister Siniestro que acabaría casándose con Cíclope. Un tiempo después, los Vengadores descubrieron el caparazón donde estaba el cuerpo de Jean mientras investigaban un accidente aéreo. Con la ayuda de los 4Fantásticos, lograron abrirlo y encontraron a Jean completamente ilesa, aunque sin poderes telepáticos.

Pronto descubrió que la Patrulla X era ahora muy diferente de la que recordaba y que, para colmo, estaba siendo dirigida por su peor enemigo: Magneto, por lo que se puso en contacto con sus antiguos compañeros (Hombre de Hielo, Bestia, Ángel) y los cuatro, más Cíclope, formaron un nuevo grupo: Factor X. Sin embargo, prefirió no ver a su familia ante el temor de la reacción que tendrían al verla otra vez. Factor X se presentó al mundo como un grupo que cazaba mutantes, aunque, realmente, su misión no era otra que entrenar y proteger a las nuevas generaciones. No tardó mucho en descubrir que Cíclope se había casado con otra mujer, Madelyne, mientras pensaba que ella estaba muerta y que, además de tener un gran parecido físico con ella, era la madre de su hijo, Nathan. Además, Jean pronto tuvo que afrontar un grave problema familiar: la desaparición de su hermana Sarah y sus hijos, que fueron secuestrados poco después de que Sarah apareciera en televisión ejerciendo su labor como activista pro mutante.

Por su parte, Cíclope también tuvo que asumir que su mujer, y tal vez su hijo, había muerto, pero esto le llevó a reafirmarse en su teoría de que Jean y Madelyne eran la misma persona. Cíclope se convenció de que Fénix, Jean y Madelyne eran una misma persona que resucitaba una y otra vez y acusó a Jean de fingir el alcance de sus poderes, por lo que le lanzó un rayo a plena potencia que sólo el Fénix habría podido detener, aunque el niño mutante Sanguijuela detuvo el ataque al quitarle a Scott sus poderes. Arrepentido, poco a poco Scott y Jean fueron volviendo a la normalidad y retomaron su relación durante el ataque de Apocalipsis y los Jinetes a Nueva York. Ese mismo día, y sin que ellos lo vieran, Madelyne apareció en televisión pidiéndole a Scott que cuidara de su hijo, ya que ella, junto al resto de la Patrulla X, iba a morir en Dallas. Al enterarse de la muerte de la Patrulla X, Jean decidió visitar a su familia para que sus padres supieran que estaba viva.

Pocos días después, ella y Cíclope localizaron a Nathan, el hijo de Scott, en el mismo orfanato donde Scott había vivido cuando era niño. El orfanato estaba lleno de niños mutantes. La pareja, no obstante, no pudo liberar a Nathan, ya que fueron atacados por un grupo de niños, los Niños Perdidos, dirigidos por Nanny y el Creahuérfanos, entre los que Jean reconoció a sus dos sobrinos: Joey y Gailyn. En medio de la batalla, los demonios de N’Astirh se llevaron a Nathan, por lo que Scott y Jean los siguieron hasta Manhattan, donde se encontraron con una ciudad de aspecto demoníaco debido al ataque de la Reina Duende (Madelyne Pryor). Madelyne planeaba sacrificar a su hijo, junto a otros niños mutantes, para aumentar sus poderes. En medio de los acontecimientos de Inferno, Jean y Nathan desarrollaron un lazo psíquico, pese a que Jean ya no tenía poderes telepáticos. También se descubrió que Madelyne no era más que un clon de Jean creado por Mister Siniestro, que se contentó con el clon al no poder obtener a Jean, como tuvo a Cíclope, en su orfanato debido a la aparición de Xavier. Madelyne obtuvo su personalidad y parte de los recuerdos de Jean cuando el Fénix acabó en su cuerpo. Además, Factor X tuvo que combatir junto a una Patrulla X con aspecto y comportamiento demoníaco que creía que Factor X era un grupo cazamutantes por las manipulaciones a las que durante meses les sometió Madelyne, que se había hecho un hueco en la Patrulla como enlace de comunicaciones.

En la batalla final, la Patrulla X y Factor se enfrentaron a los demonios y al Príncipe Duende (en realidad, Álex Summers) mientras Jean, Nathan y Madelyne eran separados de todos los demás mediante una burbuja telekinética. Al descubrir su origen, Madelyne pretendía suicidarse en el instante que instaurara un lazo psíquico con Jean, para llevársela a ella a la muerte también. Sin embargo, Jean consiguió evitarlo aceptando en su mente, los fragmentos que Fénix había metido en la mente de Madelyne, por lo que Jean adquirió los recuerdos de Fénix, que había rechazado cuando estaba en la vaina en el fondo del río, y de Madelyne. A continuación, Jean fue atacada por Mister Siniestro, que quería tener a la original ahora que el clon había muerto. Siniestro intentó reprogramarla, pero Cíclope y Tormenta, su mejor amiga, lo evitaron en el plano astral, al que se adentraron con la ayuda de Mariposa Mental. Una vez que Inferno terminó, Factor X acudió, inmediatamente, al rescate de los sobrinos de Jean y se enfrentaron a Nanny y al Creahuérfanos.

Un día, la Nave de Factor X despegó sin previo aviso y acabó en un lejano planeta que iba a ser juzgado por los Centinelas. Factor X se vio obligado a luchar en el planeta mientras Jean sufría un ataque de múltiple personalidad: la mente de Madelyne resurgió durante el viaje y lo mismo le ocurrió a la de Fénix. Jean quedó en un estado catatónico hasta que Cíclope le ayudó a recuperarse y fue usada como puente para unir las almas de todas las razas del planeta que iba a ser destruido por los Celestiales para evitarlo. Una vez que los Celestiales se marcharon, Jean descubrió que había eliminado las personalidades de Madelyne y Fénix, aunque conservaba sus recuerdos. Tras su regreso a la Tierra, Cíclope le pidió matrimonio, pero ella se negó porque no sabía si su respuesta iba a ser afirmativa por los recuerdos que tenía de Madelyne y Fénix o porque realmente lo quería. Una reacción similar le provocó su encuentro con Rachel Summers, una hija de ella y Cíclope de un futuro, que para ella significó una prueba más de que no tendría nunca libertad para escoger sus acciones, por lo que no la aceptó.
Tras su estancia en Genosha durante el Proyecto Exterminio, donde Factor X se enfrentó a Cameron Hodge nuevamente, y tras el combate con el Rey Sombra en la Isla Muir, Jean y el resto de Factor X se incorporaron a las filas de la Patrulla X. Jean acabó en el grupo de Tormenta, el Equipo Oro, y en una de sus primeras misiones fue dada por muerta en una ataque de los Centinelas a los Infernales. Para sobrevivir, Jean acometió una arriesgada decisión: implantó su mente en la de la Reina Blanca, que estaba en coma tras el ataque de los Centinelas. Para liberarse, Jean necesitó la ayuda de Xavier. No mucho después, Jean decidió que ya estaba preparada para casarse con Cíclope y así se lo comunicó a Rachel Summers, como disculpa por haberla rechazado, y a Scott, con quien se casaría en la Mansión Xavier. En su luna de miel, las mentes de Jean y Scott fueron transportadas al futuro por una anciana Madre Askani que resultó ser Rachel, que se había visto atrapada en la corriente temporal. En ese futuro, Jean y Scott tomaron las identidades de Rojja y Dellgado y criaron a su hijo, Nathan, al que Cíclope había enviado unos meses antes al futuro para que tuviera una oportunidad de salvarse y de evitar que el virus tecno orgánico de Apocalipsis le matara. Sus mentes permanecieron allí doce años, hasta que Rachel murió de vieja y se produjo un retorno al mismo instante en el que habían salido de su cuerpo.

Durante la invasión de la raza alienígena conocida como la Falange, Jean descubrió lo que tanto temía: su hermana Sarah había sido asesinada y la Falange la había asimilado como uno de sus miembros, muriendo cuando la Falange fue eliminada. Tras ver cómo la realidad era destruida por las acciones de Legión, dando lugar a la Era de Apocalipsis (donde Jean era una rebelde y novia de Logan, al que dejaría por el prelado Cíclope), Jean fue transportada a Avalón por Amelia Voght, ya que Holocausto estaba destruyendo la estación orbital de Magneto. Allí ayudó a evacuar a los Acólitos y, con la ayuda de los poderes de su antigua alumna Desliza, logró entrar en la atmósfera terrestre y evitar la radiación. A continuación, Jean fue la primera en descubrir la identidad del misterioso Onslaught (en realidad, el Profesor Xavier) y ayudó a combatirle en distintas batallas, siendo testigo de la muerte de los 4Fantásticos y Los Vengadores en el combate final. No mucho después se enteró de que Madelyne Pryor había resucitado gracias a los poderes de Nate Grey (X-Man), su hijo en la Era de Apocalipsis.

A continuación, y como consecuencia de Onslaught, Jean y el resto de la Patrulla X que se encontraba en la Tierra (la mitad del grupo estaba combatiendo a la Falange en el Imperio Shi’ar) fueron hechos prisioneros por Bastión y las tropas y los Centinelas Prime de la Operación: Tolerancia Cero. Bastión implantó una bomba en el cuerpo de Cíclope que fue extirpada por Cecilia Reyes, pero Scott necesitó de un tiempo para poder recuperarse, así que ambos se fueron a Nebraska, donde Scott empezó a temer que el Fénix estuviera renaciendo en Jean debido al aumento de sus poderes. Jean manifestó que deseaba explorar el alcance de sus poderes, ya que había pasado años reprimiéndolos por miedo a desencadenar a Fénix Oscura. Sin embargo, su investigación se vio cortada por las Guerras Psíquicas, en las que Mariposa Mental se enfrentó en el plano astral al Rey Sombra que tuvo como resultado un apagón temporal en los poderes de todos los telépatas.

Jean volvió a la actividad de la Patrulla X cuando Xavier descubrió que un Skrull había suplantado a Logan tras un viaje de la Patrulla por el espacio y decidió que la Patrulla X debía finalizar su actividad. Jean y Scott formaron un nuevo grupo junto a Arcángel, Cable y Xman y se enfrentaron al nuevo jinete Muerte de Apocalipsis por la vida de los Manitas y acabaron descubriendo que Muerte no era otro que Lobezno, que había sido obligado a trabajar para Apocalipsis y había recuperado su adamantium. Permanecieron en la Patrulla X para encontrar a Lobezno y fue entonces cuando descubrieron que ellos dos pertenecían a los Doce, mutantes que estaban destinados a luchar y acabar con Apocalipsis. Se unieron a los otros diez mutantes (Xavier, Magneto, Polaris, Hombre de Hielo, Tormenta, Mikhail Rasputín, el Monolito Viviente, Fuego Solar, Cable y XMan) para detener a Apocalipsis, pero no salió como esperaban y En Sabah Nur ocupó el cuerpo de Scott y tuvieron que matarle para derrotarle. Así, Jean decidió quedarse en la Patrulla X y utilizar sus poderes telekinéticos como arma, ya que no poseía telepatía desde las Guerras Psíquicas.

Seis meses después, Jean supo que había posibilidades de que Scott siguiera vivo, por lo que, junto a Cable, empezó su búsqueda, que les llevó hasta Egipto, donde separó con sus poderes las personalidades de su marido y Apocalipsis, al que Cable mató con sus poderes. Scott estaba más afectado de lo que parecía inicialmente y pronto Jean pudo descubrir cuánto, ya que su matrimonio empezó a tambalearse debido al carácter más frío y taciturno de Cíclope, que se mostró muy lejano a Jean durante los meses siguientes, hasta el punto de tener que recurrir a la nueva terapeuta sexual del grupo, Emma Frost, para pedir ayuda. Estas visitas derivaron en que Cíclope y Emma comenzaran una relación al mismo tiempo que Jean asumía la dirección del Instituto Xavier tras el ataque de Cassandra Nova. Un día, mientras se encontraba sola en la Mansión junto a los alumnos, los Hombres U les atacaron y Jean usó sus poderes para defenderse, desencadenando al Fénix. Esto le llevó a sentirse menos insegura en su relación con Cíclope (paradójicamente, él estaba cada vez más atraído por Emma Frost). Los poderes de Jean siguieron en un aumento meteórico, hasta el punto de ser capaz de dividir la mente de Xavier y repartirla entre todos los mutantes del mundo para salvarle la vida.

Xavier descubrió, también, que podía haber otra personalidad dentro de Jean, probablemente la Fuerza Fénix, que se creía la salvadora cuando la situación era potencialmente de extremo peligro. Sin embargo, los Shi’ar no creyeron lo mismo y pusieron la Tierra en cuarentena. Jean acompañó a Xavier en una gira mundial de la Corporación X y, en Francia, conoció a Fantomex, al que ayudó a combatir a Arma XIII. También viajó a Afganistán y a otros países. A la vuelta de su viaje, las Cuclillos de Stepfor le informaron de la relación entre Emma y Cíclope, por lo que Jean tuvo un gran enfrentamiento con Emma, a la que acabaría resucitando, usando sus poderes, cuando Esme, una de las Cuclillos, manipuló a dos de sus compañeros, Ángel González y Pico, para que la asesinaran usando una pistola especial capaz de atravesar la forma diamantina de Emma. Poco después, Jean y Lobezno fueron hechos prisioneros por Magneto, que les envió al Sol dentro de su Asteroide M. En el transcurso del viaje, Lobezno se vio obligado a matar a Jean, incapaz de sufrir las altas temperaturas, pero ella renació como el Fénix y les transportó a la Tierra, llegando a tiempo para combatir a Magneto, que se había infiltrado en la Patrulla X bajo la tapadera de Xorn. En la batalla, Magneto, con poderes aumentados gracias al Coz, mató a Jean y Lobezno, en venganza, le cortó la cabeza. Lo siguiente que se supo de Jean fue que, en un futuro 150 años más tarde, Tom Skylard recuperó el huevo de Fénix en el que se encontraba incubando, pero que Sublime, en el cuerpo de la Bestia, se lo robó y la liberó, usándola para conquistar lo que quedaba libre en la Tierra. Sublime envió a Jean a combatir con la Patrulla X, pero Xavier, las Tres-en-Una, Cassandra Nova y No-Chica consiguieron detenerla y ella ayudó a reconstruir la realidad tras la muerte de todos.

Poderes: Jean Grey es una mutante con poderes telekinéticos que le permiten levantar objetos, moverlos, descomponerlos,… También los usa para levitar y para hacer volar a otras personas. También está dotada con poderes telepáticos, que le permiten introducirse en la mente de los demás para “leer” sus pensamientos, modificarlos, borrarlos y, también, controlar la mente. Su contacto con el Fénix aumentó considerablemente sus poderes.

lunes, agosto 01, 2005

Ernst


Nombre real: Cassandra Nova “Ernst”
Historia: Ernst es Cassandra Nova. Cuando Emma y sus cuclillos llevan a cabo el plan para encerrarla en un cuerpo alienígena sintético de semejantes condiciones programado para aprender, Ernst es el resultado.
Una vez en ese cuerpo pasó a formar parte de la clase especial del señor Xorn, y estuvo también en la excursión en la que sus compañeros de clase se enfrentaron a los Hombres U, posteriormente, cuando su mentor se reveló como Magneto ella pasó a formar parte de sus filas, pero estaba desorientada y echaba de menos al señor Xorn, de modo que se revela al igual que el resto de estudiantes de esa clase.
En el momento en el que Magneto libera una terrible pulsación magnética en Jean y provoca el cambio en el tiempo creando un nuevo futuro podemos ver a Cassandra combatiendo en el lado de “los buenos”, y en una conversación con el viejo cerebro de Martha Johanson se revela como Ernst, cosa que no había hecho hasta entonces.
Desde que el tiempo se ha restaurado y ha vuelto al presente ya no se la ha vuelto a ver.
Poderes sobrehumanos conocidos: Los que ya mostró Cassandra en su momento, a pesar de su cuerpo diminuto y excesivamente delgado posee superfuerza, intangibilidad, telepatía, telequinesis, poderes hiper-regenerativos, la capacidad de crear una armadura psíquica, y la habilidad de analizar secuencias genéticas en cuestión de horas y apropiarse de ellas (es posible que tenga más poderes, pero estos son los únicos que demostró en su combate contra la Patrulla X).

jueves, julio 28, 2005

Cíclope


Nombre Civil: Scott Summers
Historia: Scott y su hermano Álex volvían de una excursión a Anchorage con sus padres, Christopher y Katherine Anne, en el avión de su padre cuando fueron interceptados por una nave extraterrestre (con el tiempo averiguarían que se trataba de un crucero Shi’ar) que les atacó. Debido a que solamente había un paracaídas en el avión, Christopher y su mujer ataron a sus dos hijos al paracaídas y los lanzaron del avión para que pudieran salvarse. Sin embargo, el paracaídas se incendió durante el descenso tras la explosión del avión, por lo que los hermanos estuvieron a punto de morir, pero, en el último momento, los poderes mutantes de Scott se manifestaron por primera vez en forma de unos rayos ópticos que frenaron considerablemente la caída y, así, lograron salvar la vida al llegar a tierra, momento en el que Scott protegió a su hermano con su cuerpo y se golpeó la cabeza, lo que le provocaría algunos daños y, en el futuro, le impediría controlar sus poderes. Aunque no lo supieron hasta mucho tiempo después, sus padres no murieron en el accidente, sino que fueron teletransportados por la nave Shi’ar justo antes de la explosión.

Tras pasar una temporada hospitalizados, los hermanos Summers ingresaron en un Orfanato de Omaha (Nebraska) en el que, sin saberlo, estaban siendo estudiados y controlados por el científico conocido como Mister Siniestro, que había descubierto los poderes de Scott gracias al registro de sus aparatos. Siniestro experimentó con los hermanos durante unos meses, pero llegó a la conclusión de que Scott era el que más potencial tenía, por lo que hizo que Álex fuera adoptado por la familia Blanding y siguió sus experimentos con el hermano mayor, a quien, además, borró la memoria. A partir de ese momento, Mister Siniestro pasó a formar parte de la vida cotidiana de Scott y se convirtió en Michael Millbury (el director del orfanato), Nathan Masters (su médico) e, incluso, en alguno de sus compañeros. En sus estudios, Siniestro logró dar con la solución para los rayos incontrolables de Scott y llegó a hacer unas gafas de cuarzo de rubí, el único material que no podían traspasar sus rayos. Scott nunca fue adoptado porque Siniestro mataba a todas las parejas que querían tenerle como hijo.

Un día, Scott decidió huir del orfanato y, accidentalmente, sus rayos golpearon una grúa de una obra, provocando un accidente que alertó al Profesor Charles Xavier, ya que Scott volvió a usar sus poderes para evitar que hubiera heridos. Sin embargo, la gente empezó a creer que Scott era una amenaza, por lo que tuvo que huir hasta que la policía lo atrapó y, al reconocerle como el chico huido del orfanato, le obligó a quitarse las gafas, desencadenando sus rayos ópticos, gracias a los que logró volver a escapar. Sin embargo, acabó al servicio de Jack Diamantes, que le obligó a trabajar y robar para él hasta que el Profesor X, con la ayuda de Fred Duncan, llegó para liberarle en una planta nuclear en la que Jack planeaba absorber energía para hacerse más fuerte, aunque lo único que logró fue morir. Xavier recogió a Scott y le contó su sueño de coexistencia pacífica entre mutantes y humanos y su idea de crear a la Patrulla X, por lo que Scott acabó convirtiéndose en el primer hombre X bajo el nombre de Cíclope. Tras él llegarían Bobby Drake (el Hombre de Hielo), Warren Worthington (el Ángel), Henry “Hank” McCoy (Bestia) y Jean Grey (la Chica Maravillosa). La primera misión de la Patrulla X fue detener los planes del poderoso Magneto, que trató de hacerse con el arsenal nuclear de Cabo Ciudadela. Tras la graduación del grupo, Cíclope se convirtió en su líder, sustituyendo a Xavier.


El grupo se mantuvo estable en su formación durante mucho tiempo, por lo que los chicos, además de compañeros, llegaron a ser grandes amigos y, en el caso de Scott y Jean, surgió el amor que, en los primeros instantes, fue un amor secreto pero que pronto vivieron con pasión, pese a que Scott se sentía incapaz de amarla por la carga del liderazgo del grupo y a que Jean se mudó a New York. Cíclope fue el líder de la Patrulla X incluso tras el regreso de Xavier, al que creían muerto. Durante esta etapa, el grupo creció, ya que en una misión en San Francisco, los hombres X rescataron a Lorna Dane, amiga del Hombre de Hielo, a quien Mesmero había hecho creer que era la hija de Magneto, gracias a que Scott logró infiltrarse en su base usando la estratagema de vestirse como “Erik el Rojo”. Además, el día de la graduación de su hermano Álex, éste fue secuestrado por unos hombres vestidos con ropajes egipcios. Así averiguaron que Álex también era mutante y que compartía su poder de absorber rayos cósmicos con un descendiente de los antiguos faraones, que se convertiría en el Monolito Viviente. Álex Summers se uniría al grupo con el nombre clave de Kaos.

El grupo siguió superando sus misiones (contra los Centinelas, contra Hulk y contra otras amenazas) hasta que un día, Cerebro detectó la presencia de la Isla de Krakoa y Xavier envió a los Hombres X a investigar. Una vez llegaron a la Isla, fueron rápidamente hechos prisioneros y sólo Scott consiguió huir y llegar a la Mansión X, donde Xavier decidió reunir un nuevo equipo de mutantes para rescatar a la Patrulla X: Tormenta, Lobezno, Banshee (un antiguo enemigo), Coloso, Rondador Nocturno, Fuego Solar (otro antiguo enemigo) y Ave de Trueno. Tras su rescate, los miembros de la Patrulla X original decidieron abandonar a Xavier, pero Scott decidió quedarse para entrenar a los nuevos reclutas, trabajo que resultó más duro de lo esperado debido a que los nuevos tenían un marcado carácter individualista, lo que afectó al grupo, ya que en una de sus primeras misiones, la lucha contra Nefaria, murió Ave de Trueno. Por si fuera poco, en una cita con Jean Grey, ambos fueron atacados por la nueva generación de Centinelas, que secuestraron a la ex Chica Maravillosa y se la llevaron a su estación orbital. La Patrulla X fue a su rescate y, a su vuelta, la nave en la que regresaban sufrió unos graves daños que impedían el vuelo con seguridad. Por ello, Jean se ofreció voluntaria para pilotarla escudada con sus poderes telekinéticos. Durante el vuelo, Jean entró en contacto con la Fuerza Fénix.

Durante su viaje al Imperio Shi’ar, Fénix leyó la mente de Corsario y descubrió que, en realidad, el pirata estelar no era otro que Christopher Summers, el padre de Cíclope y Kaos, aunque Corsario le pidió que no se lo revelara a Scott. A su vuelta, una batalla con Magneto acabó con el grupo dividido: la mitad en la Tierra Salvaje y Jean y la Bestia rumbo a la civilización. Todos pensaban que el resto del equipo estaba muerto, por lo que Scott tuvo una breve relación con Colleen Wing que acabó cuando descubrió que Jean seguía viva y que se encontraba en la Isla Muir. Tras el ataque de Proteus, Scott y Jean hablaron de las relaciones que habían mantenido durante su separación y Scott descubrió que ella había conocido a un chico llamado Jason Wyngarde, quien, en realidad, era su antiguo enemigo Mente Maestra, que la estaba utilizando para poder introducirla en el Club Fuego Infernal como Reina Negra. Esta manipulación dio lugar a la aparición de Fénix Oscura, un ser poderosísimo sin control que llegó a destruir una galaxia entera. Para evitar su corrupción, Jean se suicidó en La Luna durante una batalla con la Guardia Imperial Shi’ar. Poco después, Cíclope abandonó su puesto en la Patrulla, tras un combate con Tormenta, que le retó por el liderazgo del grupo, y terminó por abandonar al equipo.

Llega, entonces, a Florida, donde consigue trabajo en la tripulación del barco de la capitana Aleytis Forrester, de la que acabaría sintiéndose atraído y con la que pasaría una temporada en una isla del Triángulo de las Bermudas, tras caer del barco en una tormenta en la que, además, perdió su visor y sus gafas de cuarzo de rubí. En la isla, Scott y Lee Forrester se encontraron con Magneto, ya que allí tenía su nueva base y planeaba atacar al mundo, pero fue detenido por la Patrulla X y Cíclope. Poco después, Corsario volvió a la Tierra para pedirle ayuda a los hombres X, ya que Lilandra estaba siendo atacada por su hermana, Ave de Muerte. Scott reconoció un medallón de Corsario y descubrió, así, que él era en realidad su padre y Cíclope y su hermano Kaos supieron que su madre había muerto en el espacio. También supieron que tenían unos abuelos en Anchorage, Alaska, a los que decidieron visitar. En el viaje, Scott conoció a una mujer muy parecida a Jean Grey llamada Madelyne Prior, piloto en la compañía de sus abuelos. Madelyne había perdido la memoria tras un accidente que tuvo lugar el día que Jean murió, pero eso no evitó que Scott se enamorara de ella y le confesara que era mutante. Sin embargo, pronto empezó a considerar que Madelyne podría ser una reencarnación de Fénix, ya que conocía, instintivamente, algunos datos sobre su vida. Aun así, Scott le pide en matrimonio y Madelyne acepta, aunque antes tendrían que enfrentarse a Mente Maestra, que buscaba revancha por su derrota ante Fénix Oscura e hizo creer a Scott que Madelyne era Fénix. Poco después, Scott volvía a abandonar la Patrulla X para tener una vida tranquila con su esposa.

Madelyne se queda embarazada poco después, pero Scott no puede seguir con su retiro, ya que las misiones de la Patrulla X le llevan a Asgard y a París (al juicio de Magneto), tras el que nacería su hijo: Nathan Christopher. Sin embargo, los problemas con su mujer volverían, ya que Madelyne no quería que su esposo la dejara sola durante las misiones, pero Scott tuvo que hacer frente a la marcha de Xavier al espacio para recuperar su salud, a que Magneto se convirtiera en el nuevo director de la Escuela Xavier y a que Tormenta le hiciera renunciar al liderazgo del grupo. Por tanto, Scott y Maddie volvieron a Anchorage, aunque la tensión entre ambos no desapareció. Un día, Warren Worthington III llamó a Scott para comunicarle que Jean Grey había sido encontrada viva en el fondo de la bahía de New York, por lo que viajó a la ciudad y se encontró con el resto de la Patrulla X original (salvo Xavier) y decidieron formar un nuevo equipo de mutantes con las mismas funciones que la Patrulla X, pero con carácter gubernamental: Factor X, los cazadores de mutantes. Scott intentó comunicarse con Madelyne, pero no pudo hacerlo, ya que ésta había sido atacada por los Merodeadores y se reunió con la Patrulla X para salvar la vida. Jean acabó descubriendo que Scott se había casado y tenía un hijo y le aconsejó que volviera con ellos, pero él creía que Jean y Madelyne eran la misma persona, aunque acabaría descubriendo que todo era una sugestión provocada por Cameron Hodge.

Durante la “Caída de los Mutantes”, Madelyne “murió” junto al resto de la Patrulla X en Dallas, mientras que Factor X se enfrentaba a Apocalipsis y a sus jinetes en Manhattan. Su victoria les convirtió en los héroes de la ciudad, por lo que no pudieron ver el mensaje de Maddie pidiéndole que cuidara a Nathan en la TV, ya que estaban en un desfile en su honor. Poco después, Scott y Jean acudieron al rescate de Nathan a unos laboratorios, que resultaron ser el orfanato en el que Scott se crió. Sin embargo, N’Astirh, por orden de una Madelyne ya convertida en la Reina Duende, secuestró a su hijo y se lo llevó a Manhattan, que se encontraba sometida al ataque de los demonios en “Inferno”, suceso en el que se descubriría que Madelyne, que moriría, era un clon de Jean hecho por Mr Siniestro y que la Patrulla X seguía viva.
Poco después, Scott le pidió en matrimonio a Jean, aunque ella se negó, ya que aún estaba confundida por haber absorbido en su mente todos los recuerdos de Madelyne y Fénix. También descubriría que Rachel Summers, alias Fénix II y miembro de Excalibur, era hija suya y de Jean en un futuro no muy lejano. Unos meses más tarde, Apocalipsis mandó a sus jinetes a secuestrar a Nathan, su otro hijo y se lo llevó a La Luna, infectándolo con un tecno – virus que destruiría su cuerpo si no se encontraba una cura. Durante la batalla entre Factor X, Apocalipsis y sus Jinetes apareció una extraña mujer que decía provenir de un lejano futuro en el que ya se había encontrado la cura para el virus que mataba a Nathan. Askani, así se llamaba, le pidió a Cíclope y a Jean que les dejara llevárselo y, aunque inicialmente se negaron, Cíclope acabó reconociendo que era la única forma de salvar a su hijo, por lo que decidió perder a Nathan para que pudiera vivir. No mucho después, y tras la derrota del Rey Sombra en la Isla Muir, Scott y el resto de Factor X volverían a formar parte de la Patrulla X, siendo el líder del equipo azul En esta etapa se sentiría atraído por su compañera Mariposa Mental, que le atraía con sus poderes mentales.

Un día, el villano conocido como Dyscordia secuestró a Cíclope y la Chica Maravillosa y se los llevó a su base lunar y les dio a entender que era Nathan, su hijo crecido en el futuro hasta convertirse en un adulto y siervo de Apocalipsis. Durante las batallas contra Apocalipsis y Discordia, en las que se vieron involucrados la Patrulla X, X-Force y el nuevo Factor X, Jean y Scott descubrieron que Cable y Dyscordia eran clones ya que el villano estableció una barrera en su base que sólo podían traspasar aquellos que tenían el código genético Summers. Así, Cable y Kaos se enfrentaron a Dyscordia y lograron salvar a Jean y Scott, aunque los dos clones desaparecerían en un bucle temporal y se les daría por muertos. Para descansar de todo lo sucedido, Scott viajó a casa de sus abuelos en Anchorage y allí fue puesto a prueba por Siniestro y los Jinetes de Apocalipsis. Siniestro, además, le revelaría que tenía un tercer hermano. A su vuelta, Jean aceptó la propuesta de matrimonio de Scott y se casaron en la Mansión X junto a toda su familia y el resto de los Hombres X.

La luna de miel, no obstante, resultaría mucho más paradisíaca de lo esperado, ya que acabaron, gracias a una anciana Rachel Summers, en el futuro donde habían enviado a Nathan con Askani. Allí descubrieron que la infección del tecno – virus de su cuerpo había sido eliminada en parte y, que para controlar el resto, Nathan se valía de su telekinesis. De esta manera, Jean y Scott se dedicaron a cuidar y educar a su hijo durante doce años, aunque no se revelaron como sus padres, sino bajo los nombres de Rojja y Dellgado. Cuando Rachel Summers murió (por su avanzada edad), Jean y Scott volvieron a su punto de partida, es decir, al momento en que estaban de luna de miel y, no mucho tiempo más adelante, fueron testigos del fin del mundo que dio paso a La Era de Apocalipsis, en la que Scott era el lugarteniente de Siniestro y Apocalipsis y Jean era una rebelde amante de Arma X. Tras el fin de La Era de Apocalipsis, Scott y Jean fueron teletransportados por Amelia Voght a la base de los Acólitos de Magneto, Avalón, justo antes de ser destruida por Holocausto. Scott terminó en Australia, en la antigua base de la Patrulla X y descubrió que alguien había estado robando los datos que allí se guardaban. El responsable resultó ser Onslaught (el reverso oscuro de la mente de Xavier), que destruiría, aparentemente, a los Vengadores y los 4F en una batalla en Central Park en la que la Patrulla X no pudo hacer nada para evitar el sacrificio de sus compañeros. Poco antes, Scott descubrió los Protocolos de Xavier: los documentos del Profesor X en los que se describía cómo matar a todos los hombres X. Tras la batalla con Onslaught, Jean y Scott se convirtieron en líderes de la Patrulla X.
Este nuevo liderazgo llegó a tiempo para enfrentarse a la Operación: Tolerancia Cero de Bastión, que intentó capturar a todos los mutantes, empezando por la Patrulla X. Para asegurarse de que Cíclope no escaparía a su cautiverio, Bastión ordenó que le implantaran una bomba tecnológica en su cuerpo, que le quitaría una de las nuevas mujeres X reunidas por el Hombre de Hielo para salvarles de Bastión: la Doctora Cecilia Reyes. Durante su convalecencia, Jean y Scott abandonaron el grupo y se fueron a Alaska, donde Scott empezaría a sospechar que su mujer había recuperado los poderes del Fénix, aunque Jean se quedaría sin poderes debido a las consecuencias de la guerra psíquica que libraría Mariposa Mental contra el Rey Sombra en el plano astral. Debido a que ninguno de los dos estaba del todo recuperado, Jean y Scott decidieron seguir retirados de la acción, pero tuvieron que volver cuando el Profesor X, ya libre de Bastión, decidió poner fin a la Patrulla X. Al mismo tiempo, Nina, miembro de los Manitas, contactó con ellos para pedirles ayuda. Jean, Lobezno, Arcángel, Cable, Xman y Cíclope serían quienes formarían la nueva Patrulla X durante esta etapa en la que se enfrentaron con el nuevo Muerte, uno de los Cuatro Jinetes de Apocalipsis, que llegó a matar a Lobezno, aunque se descubriría que no era más que un skrull que se hacía pasar por él y que Lobezno era, en realidad, el nuevo Muerte.

No mucho después, la Patrulla X empezó a entender lo que sucedía gracias a los diarios de la mutante Destino, en los que su antigua enemiga había escrito todas las visiones que tuvo cuando sus poderes se manifestaron. Así, la Patrulla X, con Cíclope y Fénix al frente, decidieron hacer frente a Apocalipsis, ya que eran dos de los doce mutantes que, según Destino, podrían acabar con En Sabah Nur. Los Doce (Magneto, Xavier, Polaris, el Hombre de Hielo, el Monolito Viviente, Bishop, Mikhail Rasputín, Tormenta, Fuego Solar, Cable, Cíclope y Fénix) junto a Xman, que sería el nuevo anfitrión de Apocalipsis y el único capaz de dominarlo, se enfrentaron a Apocalipsis en una batalla en la que Cíclope sacrificó su cuerpo para controlar a Apocalipsis en lugar de Xman, pero Apocalipsis aprovechó esta situación para, usando el poder de los Doce, recrear la realidad en distintos puntos de la historia de la Patrulla X, aunque, finalmente, los hombres X lograron detener a Apocalipsis – Cíclope, que logró escapar. Scott reapareció en Marruecos, sin poderes ni recuerdos, con unas visiones que tenían que ver con el pasado de Apocalipsis y se unió a una mutante, Anais, tras ser atacado por Guantelete, un jinete de Apocalipsis. Al mismo tiempo, Ozymandias ayudó a Cable y a Fénix para localizar a Scott y Jean usó sus poderes para separar las conciencias de los dos seres y Cable destruyó la de Apocalipsis. Scott no lograría, sin embargo, eliminar la influencia de En Sabah Nur de su interior.

Esta situación empezó a afectar su capacidad de liderazgo, ya que se mostraba más frío y distante con sus compañeros, y su relación con Jean, que se enfrió muchísimo tras haber sido dominado por Apocalipsis. Tras el asesinato de 16 millones de mutantes en Genosha, Emma Frost ingresó en la Patrulla X y acompañó a Scott a investigar el asesinato de Risque, miembro de la Corporación X de Hong Kong y allí, tras enfrentarse a John Sublime, encontraron a un mutante prisionero, Xorn, al que llevaron al Instituto Xavier. Además, en este viaje Cíclope y Emma estrecharon su relación y aprovecharía para contarle todos sus problemas con Jean: su distanciamiento y su miedo a que Jean hubiese recuperado sus poderes de Fénix. Pronto, Scott y Emma comenzaron una relación “psíquica” que, gracias a las alumnas de Emma llamadas las Cuclillos de Stepford, Jean descubrió, por lo que Emma y ella se enfrentaron psíquicamente, aunque Scott las detuvo y abandonó la Mansión X. Lobezno le encontró en el Club Fuego Infernal y le reclutó para acompañarle, junto a Fantomex, a ir al proyecto: Arma Plus para averiguar su pasado. Volvió a tiempo para descubrir que Xorn había desvelado que era Magneto y había destruido la Mansión, secuestrado a Xavier, eliminado al resto de los hombres X y conquistado Manhattan. Cíclope y Fantomex se vieron obligados a reorganizar a los hombres X y a los estudiantes del Instituto Xavier para atacar a Magneto. En el combate reaparecerían Lobezno y Jean, esta vez con los poderes absolutos del Fénix, que moriría por una pulsación electromagnética de Magneto en los brazos de Scott.

Tras la muerte de Magneto (Lobezno le cortó la cabeza), Xavier abandonó la Patrulla X para ir a reconstruir Genosha, por lo que Scott, que inicialmente decidió irse, acabó convirtiéndose en el nuevo director del Instituto Xavier junto a su nueva novia: Emma Frost. Sus compañeros no están de acuerdo con esta relación.
Poderes: Scott Summers es un mutante con el poder de lanzar un rayo de fuerza de color rubí a través de sus ojos. La fuerza de estos rayos parece depender de la exposición a los rayos solares, ya que, cuanto más esté Cíclope expuesto a ellos, mayor será la intensidad y el alcance de los rayos que dispare debido, probablemente, al proceso que lleva a cabo su cuerpo para metabolizar la luz estelar. Además, su fisonomía mutante le proporcionó la capacidad para controlar sus rayos a través de sus nervios ópticos, pero el accidente que tuvo al descender del avión de sus padres anuló su efecto, así que Cíclope no puede utilizar sus poderes libremente y siempre necesita de su visor o de sus gafas de cuarzo de rubí para controlarlos (y repartir la energía en distintos grados de fuerza al expulsarla) y no dañar a nadie, ya que, a plena potencia, sus poderes son mortales.

La amplitud de los rayos oculares de Cíclope se controlan a través de su visor óptico de cuarzo de rubí, con el que puede variar la amplitud del rayo en una amplitud que varía desde el grosor aproximado de un lápiz y una distancia de un metro hasta rayos de 30 metros de amplitud y 17 de alcance. Sin el visor, la potencia de sus rayos está descontrolada y se estima que ha llegado a alcanzar los 700 metros de distancia. Así mismo, la potencia del impacto de sus rayos varía según sea la amplitud y la distancia con la que se disparen.

La reserva de energía con la que Cíclope produce sus rayos puede llegar a terminarse, aunque, con cada nueva exposición solar, Cíclope vuelve a recargarse, por lo que es muy poco común que deje de producir rayos. Por otro lado, el cuerpo de Scott Summers es inmune a los rayos cósmicos que puede generar su hermano Kaos, al igual que éste es inmune a los poderes de Cíclope. En ambos casos, esta inmunidad se basa en un golpe directo de los rayos, ya que siempre pueden dañarse si los rayos cósmicos llegan hasta ellos reflejados desde otra superficie.