domingo, junio 26, 2005

Profesor X


Nombre civil: Charles Francis Xavier
Poderes: El Profesor X es un telépata de alto nivel. Sus poderes le permiten tener acceso a una dimensión llamada Plano Astral en la que puede acceder a cualquier mente humana. El profesor X posee unos increíbles poderes psiónicos, incluida la telepatía; la habilidad de introducir ilusiones en otras mentes, paralizar temporalmente mental o físicamente, y borrar partes específicas de la memoria ajena o crear amnesia; la proyección de "imágenes mentales" para aturdir, o reanimar a una persona inconsciente; proyección astral; y la habilidad de sentir a otros mutantes en un pequeño radio.
Además, es una gran autoridad en mutación y genética. Por diversos accidentes, el Profesor X ha pasado gran parte de su existencia en una silla de ruedas por tener rota la espina dorsal.
Altura: 1.82 m
Biografía: El profesor X es el hijo del brillante científico Brian Xavier y de su esposa Sharon, que se quedó embarazada de él y se su hermana gemela Cassandra cuando Brian Xavier trabajaba en el Centro de Investigación Atómica de Almagordo (Nuevo México). Cassandra era, en realidad, la mummudrai (o manifestación oscura) de Charles e intentó matarlo ya en el útero de su madre, aunque Charles logró evitarlo consiguiendo tirar a su madre por unas escaleras. Como consencuencia de esa caída, Sharon Xavier tuvo un aborto en el que perdió a Cassandra, aunque ésta no murió, sino que logró sobrevivir en las cloacas y, años más tarde, consiguió tener un cuerpo.
Durante la niñez de Charles, su padre murió en una explosión en el Centro de Investigación y, poco después, su madre se casó con uno de los compañeros de Brian: Kurt Marko, quien aportó a su matrimonio a un hijo de una relación anterior: Caín, quien se dedicó a maltratar a Charles de la misma manera en que a él lo maltrataban su padre y sus profesores. Sharon moriría pronto, debido al desengaño que le supuso descubrir que Kurt Marko sólo la quería por el dinero que había heredado de Brian. También Kurt murió pronto, ya que se sacrificó para poner a salvo a sus hijos tras un accidente en el laboratorio durante una pelea con Caín. Pasaron los años y el joven Charles empezó a descubrir sus poderes psíquicos mutantes al mismo tiempo que las peleas con Caín aumentaban por los celos que éste sentía por la exitosa vida de Charles. El odio de Caín hacia Charles llegó a ser tal, que un día tuvieron un accidente de coche durante una pelea que estuvo a punto de matarlos.
Pasaron los años y mientras se encontraba preparando su doctorado, Charles Xavier conoció a una joven escocesa llamada Moira McTaggert con la que empezó una relación y estuvo a punto de casarse. Durante la guerra de Corea, Charles fue requerido por el ejército y se encontró en un batallón en el que también estaba su hermanastro Caín, quien pronto decidió desertar. Charles intentó detener a Caín y trató de persuadirle para que volviera al campamento, pero Caín se refugió en una cueva que, finalmente, acabó siendo un templo de Cyttorak en el que Caín obtuvo el poder de las Bandas Carmesí e, instantáneamente, quedó sepultado por un bombardeo. Charles fue testigo de todo esto y, poco después, fue hospitalizado por sus heridas y recibió una carta de Moira en la que ésta le decía que lo abandonaba por otro hombre. Aunque intentó hablar con ella, Moira siempre se negó.
Para olvidar la guerra y su desengaño amoroso, Charles se dedicó a viajar por el Mediterráneo, llegando a la isla de Kirinos y, luego, a El Cairo, donde una joven, llamada Ororo Monroe, le robó la cartera, aunque pronto la recuperó gracias a sus poderes telepáticos. En ese momento, sintió un ataque psíquico y acabó enfrentándose a Farouk, el temible Rey Sombra, en una dura lucha tras la que Charles comprendió que tenía la obligación de defender a la humanidad de los mutantes que intentaran hacerse con el control. Poco después, su amigo el psiquiatra Daniel Shomron le pidió ayuda para su hosptial en Haifa, Israel, en donde estaba trabajando con paciente supervivientes a los campos de concentración alemanes. Es en Haifa donde conoce y se hace amigo de Erik Magnus Lehnsherr y donde empieza a atender a Gabrielle Haller, una de las pacientes aquejada de una paranoia esquizofrénica traumática tras su estancia en Dachau, uno de los campos de concentración.
El hombre que sería conocido como Profesor X penetró en la mente de Gabrielle y logró ayudarla con su problema, iniciando, poco después, una relación con ella y, además, consolidando su amistad con Magnus. En esa misma época, Charles también empezó a tratar a un paciente anónimo, al que llamaron Juan Nadie, quien, en realidad, era su hijo David, venido del futuro en el que se le conocía como Legión. David viajó en el tiempo para matar al hombre que se convertiría en Magneto y, de esta manera, evitar el dolor de Xavier. Sin embargo, David tuvo que enfrentarse a su padre, Magneto y a algunos X-Men que le siguieron en el tiempo y la batalla acabó con David asesinando sin querer a su padre y provocando, en primer lugar, su propia desaparición y, en segundo lugar, la divergencia temporal que causó la llamada Era de Apocalipsis. Estos acontecimientos se resolverían en un mundo alternativo en el que Apocalipsis consiguió dominar gran parte del Planeta y en el que Magneto se convirtió en el creador de la Patrulla X. Tras el triunfo de los X-Men de esa realidad, el mundo dominado por En Sabah Nur y su recuerdo desaparecieron para todos, excepto algunos refugiados.
Poco después, el Barón Von Strucker, al mando de un comando nazi Hydra, secuestró a Gabrielle Haller para usarla como medio para hallar una reserva de oro robada al pueblo judío y que había sido escondida en África. Gabrielle tenía tatuado en su cuerpo el mapa con la localización de este tesoro. Charles y Erik siguieron y lucharon contra los nazis para liberar a Xavier, pero este enfrentamiento simbolizó el distanciamiento entre los dos amigos, ya que Erik se llevó el oro para invertirlo en sus ideas de la superioridad genética de los mutantes. Xavier también abandonó Israel y se dirigió a La India y al Tíbet, llegando a un poblado que estaba mentalmente controlado por el alienígena Lucifer. El enfrentamiento entre ambos acabó con Charles paralítico y con Lucifer fugitivo.
En el hospital en el que se recuperaba conoció a la enfermera Amelia Voght, con la que pronto comenzó una relación y se fue a vivir con ella a Bombay. No mucho después, Charles empezó a diseñar el primer prototipo de su localizador de mutantes, al que llamó Cerebro. Este aparato provocó temor en Amelia, ya que ella era mutante y pensaba que Charles quería localizarla por algún motivo. Todo pasó cuando Charles le reveló que él era también mutante. Unos meses más tarde, regresan a EEUU y Charles empieza a dar clase en la Universidad de Columbia mientras, al mismo tiempo, se dedica a localizar mutantes, aunque Amelia no lo aprueba. Es en estos meses cuando ayuda a la joven Jean Grey a superar el shock que le provocó el surgimiento de sus poderes telepáticos y, además, ayuda a Karl Lykos en un proyecto científico.
Un tiempo indeterminado después, Charles tuvo noticia de la aparición de un joven mutante en un accidente e, inmediatamente, se dispuso a localizarlo con la ayuda de su amigo Fred Duncan (agente del FBI). Pronto lo encontró y pudo evitar que siguiera bajo la dirección del villano conocido como Diamante Viviente. Ese chico se llamaba Scott Summers y Charles decidió llevarlo a la Mansión para entrenarlo en el uso de sus descontrolados poderes. Esto provocó que Amelia le abandonara. Scott pasó a ser, de esta manera, el primer alumno de la Escuela para Jóvenes Talentos de Charles y el primer componente y líder de lo que se llamaría Patrulla X, un grupo que lucha por la idea de convivencia pacífica entre humanos y mutantes al que poco después se unirían Bobby Drake (el Hombre de Hielo), Warren Worthington III (el Ángel), Hank McCoy (Bestia) y la telépata Jean Grey (Chica Maravillosa). Scott tomó el nombre clave de Cíclope y Charles el de Profesor X, el mentor y director de la Patrulla X.
Los X-Men se dedicaron a partir de ese momento a hacer frente a las amenazas mutantes, humanas y alienígenas que encontraban, pero, poco tiempo después, el Profesor X averiguó que la Tierra iba a ser invadida por una raza alienígena: loz Z'nox. Charles aprovechó que uno de sus antiguos enemigos, el Cambiante, acudió a él arrepentido de sus actos tras descubrir que padecía una enfermedad mortal para ofrecerle el puesto de líder de la Patrulla X y, de esta manera, se dedicó a buscar la manera de parar la invasión. Ninguno de los estudiantes supo de esta treta y lloraron al Profesor Xavier cuando el Cambiante murió en el enfrentamiento con Grotesko. Cuando el peligro de la invasión fue mayor, Charles reapareció, sorprendiendo a sus alumnos, y logró vencer a los extraterrestres consiguiendo aunar la energía psíquica de las personas de la Tierra. Para usarla, la dirigió a la Chica Maravillosa, quien la redirigió a Kaos, que la canalizó y amplificó y, por último, la dirigió a su hermano Cíclope, quien la disparó al mundo Z'Nox, lo que hizo que se retirasen. Este rayo mental fue también detectado por la princesa Shi'ar Lilandra, que huía del ejército de su hermano, el Emperador D'Ken y, sorprendida por los poderes de Charles, se dirigió a La Tierra para pedirle ayuda.
Durante su viaje a la Tierra, la Patrulla X fue hecha prisionera por Krakoa, la Isla Viviente, lo que hizo que Charles creara todo un nuevo equipo de mutantes a los que ya había estado siguiendo con la ayuda de Cerebro. Los nuevos miembros fueron Tormenta, Lobezno, Rondador Nocturno, Coloso, Banshee, Fuego Solar y Ave de Fuego. Dirigidos por Cíclope, lograron derrotar a Krakoa, salvar a los X-Men y mandar a Krakoa al espacio. Sin embargo, los antiguos miembros, salvo Cíclope, decidieron irse y dejar que los recién llegados tomaran su lugar.
Meses después, Lilandra llegaría por fin a la Tierra y pidió ayuda a Charles, que envió a sus X-Men contra la Guardia Imperial Shi'ar y D'Ken para impedir que el Emperador Shi'ar usara el Cristal M'Krann. Lilandra se quedó un tiempo en la Tierra, pero tanto ella como Xavier la abandonaron cuando creyeron que la Patrulla X había muerto en la Antártida tras una batalla con Magneto. Pronto, Lilandra fue coronada Emperatriz, pero Charles regresó a la Tierra para ayudar a Jean Grey a controlar el poder de la Fuerza Fénix. Sin embargo, Jean acabó por convertirse en Fénix Oscura y destruyó un planeta del Imperio Shi'ar, lo que provocó que Lilandra se viera obligada a establecer que Fénix debía morir. Xavier, siguiendo las leyes del Imperio Shi'ar, solicitó un duelo de honor en el que la Patrulla X y la Guardia Imperial se enfrentarían para salvar a Jean en la Zona Azul de La Luna. Sin embargo, Jean prefirió suicidarse con un rayo energético durante la batalla para no dejar que Fénix Oscura volviera alzarse.
No mucho tiempo después, la Patrulla X fue secuestrada por la raza espacial El Nido. Éstos le implantaron un huevo de la reina del Nido y con él se fue a La Tierra. Allí reunió un nuevo equipo de jóvenes mutantes para sustituir a la Patrulla X, a los que él creía muertos. Tras estos Nuevos Mutantes también iba Donald Pierce, por lo que tuvo que enfrentarse a él con la ayuda de sus jóvenes discípulos. No pasó mucho tiempo y el huevo del Nido eclosionó por fin, dejando a Xavier deformado y convertido en uno alien. Debido a esta nueva situación, los Saqueadores Estelares le proporcionaron un cuerpo clonado con el que recuperó el uso de las piernas, aunque le costó volver a andar debido a sus autoimposiciones psíquicas. Tomó un papel más activo en la Patrulla hasta el juicio de Magneto en París, donde los gemelos Fenris le hirieron y quedó al borde de la muerte. Por ello le pidió a Magneto que dirigiera la Escuela y que se pusiera al frente de la Patrulla X y los Nuevos Mutantes. Charles se marchó con Lilandra y los Saqueadores al espacio para poder aprovechar la tecnología extraterrestre para curarle y, una vez curado, se quedó a vivir en el Imperio Shi'ar como consorte de Lilandra hasta que unos skrulls intentaron llevar a cabo un golpe de estado. La Patrulla X evitó esta situación y Xavier volvió con ellos a la Tierra.
Nada más regresar, Xavier y la Patrulla X resuelven la crisis de la Isla Muir, bajo el control del Rey Sombra. Sin embargo, para detener a Farouk, Xavier tuvo que luchar en el plano astral y allí su enemigo le rompió la columna, dejándolo nuevamente paralítico, pero, aún así, se pudo al frente de la nueva Patrulla X, a la que volvieron también los miembros originales del grupo, que habían estado en Factor X durante un tiempo.
Magneto no tardó mucho en reaparecer y lanzó una fluctuación electromagnética que afectó a todos los sistemas eléctricos de la Tierra. Por ello, la Patrulla X y Mercurio viajaron hasta la fortaleza espacial del Señor del Magnetismo, Avalon, para detenerlo. Xavier, tras comprobar que Magneto estaba dispuesto a todo (incluso a arrancarle a Lobezno el adamantium a través de los poros de la piel), decidió borrar la mente de su enemigo. Este hecho, aparte de las consecuencias morales, tuvo más consecuencias: parte de la maldad de su viejo amigo se introdujo en él y esto hizo que el lado oscuro de Xavier empezara a tomar el mando en él, llegando a su punto álgido cuando se produjo la fusión de su lado oscuro con la maldad de Xavier, surgiendo el ser conocido como Onslaught. La batalla de todos los héroes de Nueva York contra Onslaught tuvo lugar en Central Park y en ella murieron los 4 Fantásticos y muchos miembros de los Vengadores. Como consecuencia, Xavier fue detenido por el ejército.
Durante su encierro, tuvo lugar la llamada Operación: Tolerancia Cero contra todos los mutantes. Bastión, su líder, se apoderó de la tecnología de la Mansión X y, poco después, dio consciencia a Cerebro. Por esta razón, Xavier, ya huido de la cárcel, formó una nueva Hermandad de Mutantes Diabólicos con el Sapo, la Mole, Pyros, Mímico y Fortaleza. Junto a la Patrulla X se logró parar a Cerebro y Xavier volvió a la Patrulla X.
Con el paso del tiempo, la presencia mutante se hizo más patente al aumentar su número. Debido a esto, Xavier decidió abrir la Escuela, que pasó a ser el Instituto Xavier, a los jóvenes mutantes que deseasen aprender a manejar sus poderes. Sin embargo, su hermana gemela, Cassandra Nova, consiguió por esa época recrear su cuerpo y empezó a actuar en contra de la raza mutante, de la que quería su extinción. Para ello, se hizo con el control de una fábrica de Centinelas y los envió a Genosha para arrasar la nación mutante de Magneto, muriendo en la invasión más de 16 millones de mutantes. A continuación, Cassandra logró penetrar en el Instituto Xavier y cambió su cuerpo, seriamente dañado por el combate con la Patrulla X, con el del Profesor X y, poco después, se marchó con Lilandra al Imperio Shi'ar. Allí controló mentalmente a la Emperatriz y se hizo con el liderazgo de la Guardia Imperial, a la que ordenó atacar al Instituto Xavier para, desde Cerebra, poder matar a todos los mutantes de la Tierra. Los planes de Cerebra se vinieron abajo cuando la Bestia descubrió el paradero de la mente de Charles y Jean Grey la dividió y colocó en las mentes de miles de mutantes. Con esta treta, Xavier logró volver a su cuerpo y expulsar al mummudrai cuando Cassandra intentó usar a Cerebra. El cuerpo de Cassandra estaba ya en muy mal estado, por lo que Emma Frost y las Cuclillos de Stepford lograron detener al mummudrai introduciéndolo en uno de los Guardias Imperiales de Lilandra, Stuff. Como consecuencia inesperada, Charles volvió a andar (aunque sólo hasta que Xorn se desenmascaró), gracias a que Xorn le curó la columna al intentar expulsar al mumudrai de su cuerpo.
Debido a que Cassandra, mientras controló su cuerpo, reveló al público su condición de mutante y a que los Cuerpos X de Banshee resultaron ser un desastre, Charles Xavier decidió lavar la imagen de los mutantes mediante la creación de la Corporación X, una organización internacional cuyo principal leiv motiv es ayudar a los mutantes. Así, sus antiguos alumnos y muchos de los miembros de los distintos grupos X han entrado a formar parte de la organización como agentes de campo. Además, Xavier ha convencido a la antigua líder los Nuevos Mutantes, Danielle Moonstar, para que sea la que reclute a los nuevos estudiantes del Instituto Xavier. También ha contratado a Mística como agente encubierto. Por último, Xavier ha dejado el Instituto en manos de Cíclope y Emma Frost tras los acontecimientos de la batalla de New York y se ha marchado a Genosha con la intención de reconstruir la nación mutante.

3 comentarios:

lola dijo...

No voy hacer un comentario sino hacer una pregunta:

Soy una joven que puede controlar el tiempo con mi ánimo pero lo que pasa es que cuando toco a las personas cuando camino le doy electroshock y también puedo duplicar mi energía. Cuando yo duplico mi energía puedo controlar el clima o sino regalarle a personas que conozco y darles poderes pero cuando mis amigos tuvieron también poderes ellos no saben cómo controlarlo. Los 5 amigos míos y yo tenemos que cuidarnos porque las personas nos insultan mucho y en la universidad hacemos que somos personas normales hasta que nos molestan. Un día una Profesora nos recomendó a ver una película de que habían realizado ustedes y nos dijo que no importara si ustedes pueden hacer tales cosas porque no ayudan a las personas en vida real nosotros a pesar que somos jóvenes y no sabemos controlar ayudamos a algunas personas pero salen diciéndonos cosas y nunca nos agradecen en nada pero existimos.
Att: Anonimos

Julio Cesar Peña C dijo...

Cual es la pregunta?

gerardo macias dijo...

Lola, dame poderes es enserio no es burla,